STOP ley de blasfemia

PIDE AL PRESIDENTE DE PAKISTÁN LA DEROGACIÓN DE ESTAS LEYES INHUMANAS

 

STOP ley de blasfemia

0100.000
  65.034
 
65.034 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 100.000 firmas

STOP ley de blasfemia

MASLIBRES.ORG, 7 DE FEBRERO DE 2017.- Nunca hay paz para los cristianos en Pakistán“. Este el grito desesperado de Anjum Mukhtar, un cristiano pakistaní cuyo padre, Mukhtar Masih, de 70 años, fue acusado de blasfemia el pasado 28 de enero. La policía irrumpió en su casa de noche y no solo se llevaron preso a su anciano padre, sino a toda la familia. Toda. Incluso a sus tres hijos.

Hay cientos de familias cristianas afectadas por falsas acusaciones de blasfemia en Pakistán. La leyes que las amparan socavan los derechos humanos más fundamentales y condenan a estas familias de por vida a vivir con un estigma que, en ocasiones, puede incluso acarrearles la muerte. 

En este enlace puedes encontrar las historias de las víctimas de las leyes de la blasfemia.

MASLIBRES.ORG, 22 DE ENERO DE 2017.- La mañana del 2 de noviembre de 2014, Shama Bibi, de 24 años, fue vista quemando unos papeles en la fábrica de ladrillos cercana a Lahore (Pakistán) donde trabajaba su marido, Shahzad Masih, de 36 años. El trabajador que la vio fue al despacho del propietario de la fábrica, el musulmán Yousaf Gujfar, y le contó que la mujer había quemado un ejemplar del Corán.

Por supuesto, era falso. Completamente falso, pero no importa: a Shahzad y a Shama, que estaba embarazada, los acusaron de blasfemia. Lloraron y suplicaron, pero no lograron detener la furia criminal de los casi 400 musulmanes que participaban en el linchamiento.  Fueron lapidados, encadenados a un tractor y arrastrados por la grava, y finalmente quemados vivos en un horno de la fábrica. Eran cristianos y tenían 4 hijos.

Como ellos, cientos de cristianos padecen las consecuencias de las leyes de la blasfemia en Pakistán. En este enlace puedes encontrar las historias de las víctimas de estas leyes inhumanas.

MASLIBRES.ORG, 10 DE ENERO DE 2017.- Hace seis años, un hombre caía acribillado a plena luz del día en Islamabad. Se llamaba Salmaan Taseer. Lo mataron por haber criticado el uso indiscriminado de la ley de la blasfemia contra personas inocentes como Asia Bibi por el único hecho de ser cristianas. Para el hombre que le disparó, su propio guardaespaldas, debía morir porque era un blasfemo.

Hoy, su hijo Shaan Taseer se enfrenta a la misma amenaza de muerte por haber felicitado la Navidad a Asia Bibi. Para los clérigos islamistas es igualmente culpable del crimen de blasfemia.

La blasfemia, una y otra vez. Un estigma que condena a los cristianos y a las minorías religiosas de Pakistán a vivir bajo amenaza de muerte permanente.

Si queremos hacer algo para acabar con esta lacra, pidamos al presidente de Pakistán, Mamnoon Hussain que derogue esta ley inhumana.

Amnistía Internacional ha denunciado recientemente que hay pruebas abrumadoras de que la ley de la blasfemia de Pakistán se usa para atacar a las minorías religiosas, viola los derechos humanos y alienta a las personas a la venganza violenta contra los acusados, contra sus familias o sus abogados.

Las víctimas de la ley de la blasfemia viven un auténtico infierno. Si has seguido el caso de Asia Bibi podrás hacerte una idea. Pero no es la única víctima (en la web de MasLibres.org tenemos recopilados los casos más conocidos).

El cristiano evangélico Babu Shahbaz, de 41 años, fue detenido el pasado 30 de diciembre junto a su mujer y sus 3 hijos, después de que un musulmán denunciara que había arrancado y arrojado algunas páginas del Corán por la calle.

En realidad, el musulmán que lo acusa mantenía una disputa con él por una pequeña parcela de tierra de la familia y vio una oportunidad de destruir su reputación acusándolo de blasfemia.

Babu Shahbaz llevaba 15 años organizando encuentros de oración en los que participaban cristianos y musulmanes. Muchos en la comunidad no veían con buenos ojos esta práctica, por lo que Babu Shahbaz no tendrá quien defienda su inocencia.

Ahora se enfrenta a un panorama terrible: diez años de cárcel, pena de muerte o a la amenaza real de que alguien decida asesinarle.

Su verdugo podría ser un islamista fanático de los miles que hay en Pakistán dispuestos a apretar el gatillo a las órdenes de los clérigos radicales que tratan de imponer la sharia y que actúan de freno permanente a los intentos del Gobierno de modernizar el país y desintoxicar la Justicia.

Es urgente erradicar estas leyes para evitar más abusos y muertes. Pidamos al presidente de Pakistán, Mamnoon Hussain que derogue la ley de la blasfemia.

Desde que se promulgaron estas leyes en 1987, cerca de 1450 personas han sido acusadas de blasfemia en Pakistán. Desde 1990, 60 personas han perdido la vida fuera de los tribunales en relación con los cargos de blasfemia.

Podemos hacer mucho por Asia Bibi, por Shaan Taseer, por Babu Shahbaz y por todas las víctimas de las leyes de la blasfemia que padecen un horror inimaginable desde hace años, como Sawan Masih, Zaffar Bhatti y la propia Asia Bibi.

Las vidas de estas personas penden de un finísimo hilo y podemos hacer que el Gobierno de Pakistán resista las presiones internas de los violentos y su régimen de miedo y violencia.

Porque no habrá paz para los cristianos en Pakistán hasta que la ley de la blasfemia sea erradicada.

Más información:

+ Petición a:

¡Firma esta petición ahora!

 
Introduce tu nombre
Introduce tus apellidos
Introduce tu e-mail
Introduce tu país
Introduce tu código postal
HazteOir.org protegerá tu privacidad y te mantendrá informado/a sobre ésta y otras campañas!

Abolicion de la ley de blasfemia

Sr. Mamnoon Hussain, presidente de Pakistán

Como usted debe saber, las leyes de la blasfemia se utilizan con frecuencia contra los cristianos y las minorías religiosas en Pakistán, que son objeto de falsas acusaciones por cuestiones de propiedad o venganzas personales.

Al mismo tiempo, incitan a la violencia a quienes están dispuestos a tomarse la justicia por su mano y amenazan o matan a los acusados.

Teniendo en cuenta que estas leyes de la blasfemia son incompatibles con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, le ruego que trabaje para que sean abolidas.

---

Mr. Mamnoon Hussain, president of Pakistan

As you may know, the blasphemy laws are often used against Christians and others religious minorities, who are the subject of  false accusations stemming from property issues or other personal or family revenges.

At the same time, these laws incite to violence to whom are will to take the law to their own hands and threaten and kill the defendants.

Taking into account the incompatibility of the blasphemy laws with international human rights law, I call upon you to work towards their abolition.

Atentamente,
[Tu nombre]

STOP ley de blasfemia

¡Firma esta petición ahora!

0100.000
  65.034
 
65.034 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 100.000 firmas