NO AL DÍA DEL NIÑO TRANS EN MENDOZA!!!

Petición a: Legisladores Provinciales Mendocinos

 

NO AL DÍA DEL NIÑO TRANS EN MENDOZA!!!

010.000
  5.314
 
5.314 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 10.000 firmas

NO AL DÍA DEL NIÑO TRANS EN MENDOZA!!!

En Mendoza, la diputada Claudia Bassin, presentó el Proyecto de Ley Nº 78245, para instaurar el 19 de agosto como el día de las “Infancias y Adolecencias Trans”.

Los argumentos y propuestas del mismo nos llenan de interrogantes y alertas.

¿Acaso ahora la infancia debe adquirir clasificaciones? Colocar un día de las infancias trans, es por sí mismo un acto discriminatorio, porque intenta separar a unos niños de otros, y "celebrar la niñez" de un modo antagónico y/o contrapuesto. 

Los niños y niñas son infantes siempre y en todo lugar, sin distinciones!!

Este tipo de proyectos, desconocen por completo la labor que se realiza desde la escuela justamente para promover la inclusión, lo que implica integrar armónicamente a todos los estudiantes sin distinción de raza, clase social, género o religión.

En las escuelas se vela por achicar las brechas, por prevenir la violencia y la discriminación y, a la vez, por ensalzar aquellas experiencias que todos los estudiantes comparten como es la niñez y la adolescencia.

Por ello, todas las comunidades educativas se esfuerzan para que el festejo del “Día del Niño Provincial" sea especial y significativo para todos y cada uno de sus niños. Creemos que desdoblar este día es un acto innecesario y carente de sentido que no hace más que inducir a los niños, en pleno desarrollo de su identidad, a confundirlos y a exponer aspectos de su intimidad.

Mas nuestro estado de alerta no sólo tiene que ver con lo antedicho, sino con las consecuencias para la salud del niño o adolescente. Es sabido que el proceso de construcción de la identidad se lleva a cabo durante la niñez y culmina en la adolescencia. 

Los niños - y aún adolescentes - poseen su lóbulo prefrontal en pleno desarrollo y, por tanto, biológicamente éste no ejerce aún toda su capacidad para que el niño pueda asumir una responsabilidad, criterio ni juicio maduro. Esto los deja en un estado de vulnerabilidad considerable, por lo que confundirlos y alentarlos a “ejercer su derecho” al cambio de sexo constituye un abuso infantil.

El Colegio Americano de Pediatras establece que “el 98% de los niños con género confuso y hasta un 88% de niñas con género confuso aceptan finalmente su sexo biológico tras pasar la pubertad de forma natural”.

¿Desecharemos esos aportes científicos sólo por tener un día LGTBIQ+ en el calendario?

Por otro lado, es sabido que quienes quieran conseguir un cambio de sexo, muchas veces deben someterse a procesos de hormonización o procedimientos quirúrgicos.

¿Es positivo promover en las escuelas y otros ámbitos una práctica que posee consecuencias perjudiciales para la salud, de las cuales muchas a largo plazo se desconocen? 

¿Qué sustentos científicos encontramos para sostener que un niño ya ha definido su identidad?

Esta propuesta del proyecto de ley mencionado es meramente ideológica. No existe una definición científica consensuada sobre lo que sería una “infancia o adolescencia trans” y no es sensato ni prudente intentar establecerla por ley.

El festejo del “Día de las infancias y adolescencias trans” también generaría confusión en las familias involucradas, pudiendo llevarlas a tomar decisiones prematuras, aún más si se las promociona como sencillas y convenientes. 

No es lícito ni prudente provocar ésto y más aún dentro del ámbito educativo, sabiendo que la familia es eslabón esencial en la educación, y existe una obligación estatal de orientarla adecuadamente, respetando la correcta y completa información que debe brindársele, respetando los derechos de los padres y el ideario institucional de las comunidades educativas; todo ello basado en nuestro marco normativo.

Ante tanta incertidumbre y pujas ideológicas anticientíficas, es el Estado quien debe garantizar la salud física, psicológica y espiritual de todos los niños y adolescentes sin ceder a las presiones de una minoría.

NO podemos quedarnos callados frente al ataque ideológico que están sufriendo la familia y los niños!!!!

Esta petición ha sido creada por un ciudadano o una organización independiente de CitizenGO. CitizenGO no se hace responsable de su contenido.
+ Petición a:

¡Firma esta petición ahora!

 
Introduce tu nombre
Introduce tus apellidos
Introduce tu e-mail
Introduce tu país
Introduce tu código postal
Por favor seleccione una opción:
Procesamos tus datos personales de acuerdo con nuestras Política de privacidad y Normas de uso.Al firmar estás aceptando los términos de uso de CitizenGO y su política de privacidad, y aceptas recibir mensajes de email de vez en cuando sobre nuestras campañas. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Petición a: Legisladores Provinciales Mendocinos

Nos dirijimos a Usted para expresarle nuestra profunda preocupación por el futuro de la niñez y la adolescencia en nuestra querida provincia mendocina.

Hemos tomado conocimiento de que la diputada Claudia Bassin ha presentado el proyecto de declaración, Expte N° 78245, para instaurar el 19 de agosto como el día de las “Infancias y Adolescencias Trans”Los argumentos y propuestas del mismo nos llenan de interrogantes y alertas.

En nuestro país una persona se considera un niño hasta los dieciocho años. Es una realidad que a los niños se les han reconocido sus derechos, los cuales han sido legitimados y garantizados por numerosas organizaciones tanto gubernamentales como privadas, teniendo su máxima manifestación en la Convención sobre los Derechos del Niño y leyes como la 23.849, la 26.061, entre otras. Múltiples sectores de la sociedad bregan para que todos los niños que viven en este suelo argentino gocen de los mismos derechos. Por tanto, nos preguntamos: ¿Acaso ahora la infancia debe adquirir clasificaciones? ¿Será entonces que los niños heterosexuales, bisexuales y cuanta otra orientación sexual se les quiera adjudicar también tendrán su día en el calendario? 

Los niños son niños siempre y en todo lugar sin distinciones.

En el mismo sentido, advertimos que este tipo de proyectos como el de la Diputada Bassin desconocen por completo la labor que se realiza desde la escuela justamente para promover la inclusión. Cabe destacar aquí que el paradigma de inclusión, enmarcado por la Ley de Educación Nacional No 26.206, en la Ley de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes No 26.061 y en la Resolución CFE 239-2014, implica integrar armónicamente a todos los estudiantes sin distinción de raza, clase social, género o religión.

En las escuelas se vela por achicar las brechas, por prevenir la violencia y la discriminación y a la vez, por ensalzar aquellas experiencias que todos los estudiantes comparten como es la niñez y la adolescencia.

Por ello, todas las comunidades educativas se esfuerzan para que el festejo del “Día del Niño Provincial” sea especial y significativo para todos y cada uno de sus niños. Creemos que desdoblar este día es un acto innecesario y carente de sentido que no hace más que inducir a los niños, en pleno desarrollo de su identidad, a exponer aspectos de su intimidad.

Mas nuestro estado de alerta no sólo tiene que ver con lo dicho, sino con las consecuencias para la salud del niño o adolescente, quien para conseguir un cambio de sexo muchas veces se somete a procesos de hormonización o procedimientos quirúrgicos. ¿Es positivo promover en las escuelas y otros ámbitos una práctica que posee consecuencias perjudiciales para la salud, de las cuales muchas a largo plazo se desconocen? ¿Qué sustentos científicos encontramos para sostener que un niño ya ha definido su identidad? Las investigaciones de años de estudios, afirman que la identidad sexual se termina de definir en la adolescencia.  ¿Desecharemos esos aportes científicos sólo por tener un día LGTBIQ+ en el calendario?

Un hecho crucial en contra de la sanción legal de un día de “Infancias y Adolescencias Trans” es que la misma noción propuesta es meramente ideológica. Lo que lamentablemente observamos son menores con conflictos sobre su identidad sexual. No existe una definición científica consensuada sobre lo que sería una infancia o adolescencia trans y no es sensato ni prudente intentar establecerla por ley.

Los niños - y aún adolescentes - poseen su lóbulo prefrontal en pleno desarrollo y por tanto, biológicamente éste no ejerce aún toda su capacidad para que el niño pueda asumir una responsabilidad, criterio, ni juicio maduro. Ésto los deja en un estado de vulnerabilidad considerable, por lo que confundirlos y alentarlos a “ejercer su derecho” al cambio de sexo constituye un abuso infantil.

El Colegio Americano de Pediatras establece que “el 98% de los niños con género confuso y hasta un 88% de niñas con género confuso aceptan finalmente su sexo biológico tras pasar la pubertad de formanatural”.

Por otro lado, si tenemos en cuenta que la “Disforia de Género”, definida en el actual Manual Diagnóstico de Psiquiatría DSMV, se define como “una marcada incongruencia entre el sexo que uno siente o expresa y el que se le asigna.... Asociado a un malestar significativo o a un deterioro en lo social, escolar u otras áreas importantes del funcionamiento”, el “celebrar” el Día de las “Infancias y Adolescencias Trans, no sólo estaría avasallando la intimidad de los niños en general, sino que estaría violentando particularmente a aquellos que se encuentren bajo esta condición.

Con el festejo del “Día de las Infancias y Adolescencias Trans”, entonces, no sólo se celebraría un tema delicado y en cierto punto perjudicial, sino que también generaría confusión en el criterio de las familias involucradas, quienes mucho sufren ante esta situación. Ese dolor y desesperación pueden llevarlos a tomar decisiones prematuras; aún más si se las promociona como sencillas y convenientes. No es lícito ni prudente provocar ésto y más aún dentro del ámbito educativo, sabiendo que los padres son eslabón esencial en la educación y existe una obligación estatal de orientarlos adecuadamente, respetando la correcta y completa información, la familia, el ideario institucional y los derechos como papás, todo según nuestro marco normativo .

Por último, ante tanta incertidumbre y pujas ideológicas anticientíficas, es el Estado quien debe garantizar la salud física, psicológica y espiritual de todos los niños y adolescentes sin ceder a las presiones de una minoría.

Por eso, con la sola intencion de proteger a la familia y a los niños, quienes son los más vulnerables, es que solicitamos a Usted rechace este proyecto tan nocivo para la sociedad, la familia y la dignidad humana,. 

[Tu nombre]

NO AL DÍA DEL NIÑO TRANS EN MENDOZA!!!

¡Firma esta petición ahora!

010.000
  5.314
 
5.314 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 10.000 firmas