Recuperen el exorcismo de San Miguel Arcángel en la Misa

Petición a: Obispos y presbíteros de la Santa Iglesia Católica

 

Recuperen el exorcismo de San Miguel Arcángel en la Misa

010.000
  8.610
 
8.610 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 10.000 firmas

Recuperen el exorcismo de San Miguel Arcángel en la Misa

El 13 de octubre de 1884, el Papa León XIII, experimentó una visión horrible. Después de celebrar la Eucaristía, estaba consultando sobre ciertos temas con sus cardenales en la capilla privada del Vaticano cuando de pronto se detuvo al pie del altar y quedó sumido en una realidad que sólo él veía. Su rostro tenía expresión de horror y de impacto. Se fue palideciendo. Algo muy duro había visto. De repente, se incorporó, levantó su mano como saludando y se fue a su estudio privado. Lo siguieron y le preguntaron: ¿Qué le sucede su Santidad? ¿Se siente mal?

El respondió: "¡Oh, que imágenes tan terribles se me han permitido ver y escuchar!", y se encerró en su oficina.

¿Qué vio León XIII?  "Vi demonios y oí sus crujidos, sus blasfemias, sus burlas. Oí la espeluznante voz de Satanás desafiando a Dios, diciendo que él podía destruir la Iglesia y llevar todo el mundo al infierno si se le daba suficiente tiempo y poder. Satanás pidió permiso a Dios de tener 100 años para poder influenciar al mundo como nunca antes había podido hacerlo." También León XIII pudo comprender que si el demonio no lograba cumplir su propósito en el tiempo permitido, sufriría una derrota humillante. Vio a San Miguel Arcángel aparecer y lanzar a Satanás con sus legiones en el abismo del infierno.

Después de media hora, llamó al Secretario para la Congregación de Ritos. Le entregó una hoja de papel y le ordenó que la enviara a todos los obispos del mundo indicando que bajo mandato tenía que ser recitada después de cada misa, la oración que ahí él había escrito.

Consulte aquí, el texto de la Oración a San Miguel completa, tal como consta en las Actae Sanctae Sedis de 1890, pp. 743-747

Consulte aquí la Oración a San Miguel completa, en Español.

Lamentablemente desde 1934 el exorcismo a San Miguel Arcángel fue retirado de la Santa Misa, cambiado por la versión abreviada que es la que se conoce hoy en día. No obstante, con la reforma litúrgica de 1970, esta oración también dejó de rezarse luego de la Santa Misa.

Los efectos de haber contrariado esta orden del santo padre León XIII están a nuestra vista: Pecados que claman al cielo, como el aborto y la sodomía, son tolerados, e incluso promovidos y celebrados por naciones que en otro tiempo se consideraban cristianas. A la vez, la Iglesia Católica ha sido sometida al escarnio público a causa de la inmoralidad de algunos de sus clérigos, y mientras tanto, dentro de la misma Iglesia hay algunos que invitan a la Iglesia a sumarse a esta celebración del “orgullo”, el pecado capital de Satanás, y reniegue del Evangelio de Cristo.

El 26 de junio de 2015, la Corte Suprema de los Estados Unidos resolvió, en un controvertido fallo de 5 contra 4, que el “matrimonio” entre personas del mismo sexo constituye un “derecho” y no puede ser negado por ninguno de los Estados de la unión. Como bien advirtieron en su momento los magistrados disidentes del fallo, la invención de este nuevo “derecho” representa un peligro inminente contra la libertad religiosa de millones de ciudadanos que por razón de su fe no pueden reconocer como válidas estas uniones, y bajo acusaciones de discriminación perderían su derecho al trabajo, su libertad de expresión e incluso el derecho de criar a sus hijos bajo el mismo credo, tal y como ha venido ocurriendo en los Estados donde ya ha sido legalizado. Otro tanto ocurre en Irlanda, la católica Irlanda que antaño se forjó una identidad en defender su fidelidad a la Iglesia en contra de las pretensiones de la corona británica, que ha legalizado el “matrimonio” entre personas del mismo sexo por voto popular. Ni que decir de España, otrora bastión de la Contrarreforma y evangelizadora de América, que es el país donde mejor se valora la homosexualidad, y uno con las leyes de aborto más liberales que puede existir.

Quitémonos la venda de los ojos: Hay una agenda política que busca perder al hombre, exaltando el vicio y prohibiendo la virtud, persiguiendo con sevicia a aquellos que se mantienen fieles a las enseñanzas de Cristo mientras que invita a los menores al pecado aún desde el preescolar. La agenda de los “derechos sexuales y reproductivos” amenaza con proscribir públicamente la profesión de fe católica, al restarle toda libertad para exponer y predicar su doctrina y vivir en la sociedad de acuerdo con su moral. La celebración pública del “orgullo” confirma las denuncias hechas por el Papa León XIII en su encíclica Libertas, al denunciar el carácter luciferino de nuestro sistema político actual: “Pero son ya muchos los que, imitando a Lucifer, del cual es aquella criminal expresión: “No serviré”, entienden por libertad lo que es una pura y absurda licencia. Tales son los partidarios de ese sistema tan extendido y poderoso, y que, tomando el nombre de la misma libertad, se llaman a sí mismos ‘liberales’.”

"No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios. No se trata de un mero proyecto legislativo (éste es sólo el instrumento) sino de una 'movida' del Padre de la Mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios", dijo el Santo Padre Francisco, ante el proyecto de ley que legalizó el “matrimonio” entre personas del mismo sexo en Argentina. Conscientes de esto, ante la ineficacia de toda acción temporal para contrarrestar esta agenda que el Santo Padre calificó como “movida del padre de la mentira”, hacemos este reclamo a todos los obispos y presbíteros con el fin de invocar la protección sobrenatural del Arcángel San Miguel a quien Cristo Jesús le dará la victoria sobre el demonio y sus huestes.

PD: Esta campaña no consiste en un envío de correo masivo, si no que consiste en captar adherencias y que todos los firmantes colaboremos con la campaña compartiendo y entregando esta petición a los sacerdotes y obispos que conozcamos.

Esta petición ha sido creada por un ciudadano o una organización independiente de CitizenGO. CitizenGO no se hace responsable de su contenido.
+ Petición a:

¡Firma esta petición ahora!

 
Introduce tu nombre
Introduce tus apellidos
Introduce tu e-mail
Introduce tu país
Introduce tu código postal
Por favor seleccione una opción:
Procesamos tus datos personales de acuerdo con nuestras Política de privacidad y Normas de uso.Procesamos tus datos personales de acuerdo con nuestras Política de privacidad y Normas de uso.

Petición a: Obispos y presbíteros de la Santa Iglesia Católica

Excelentísimos Monseñores,

Reverendos Padres,

Nosotros, fieles laicos, fieles al Evangelio de Cristo y a la Santa Iglesia Católica, alarmados por los hechos recientes que evidencian la ineficacia de acciones políticas y jurídicas contra la imposición de la Cultura de la Muerte, extendemos nuestra filial súplica a ustedes, quienes han sido investidos con la dignidad sacerdotal de Nuestro Señor Jesucristo, para que sea invocada la protección sobrenatural de San Miguel Arcángel que defienda a la Santa Iglesia de Cristo de los ataques del padre de la mentira.

El Santo Padre León XIII, ante una visión profética de Satanás lanzando sus huestes contra la Iglesia, escribió el exorcismo de San Miguel Arcángel para ser rezado al final de cada misa. Aquí puede leer el texto de la Oración a San Miguel completa, tal como consta en las Actae Sanctae Sedis de 1890 y aquí puede leer la versión en Español. Lamentablemente se abandonó el rezo de esta oración, y los resultados son patentes: Pecados que claman al cielo, como el aborto y la sodomía, son tolerados, e incluso promovidos y celebrados por naciones que en otro tiempo se consideraban cristianas. A la vez, la Iglesia Católica ha sido sometida al escarnio público a causa de la inmoralidad de algunos de sus clérigos, y mientras tanto, dentro de la misma Iglesia hay algunos que invitan a la Iglesia a sumarse a esta celebración del “orgullo”, el pecado capital de Satanás, y reniegue del Evangelio de Cristo.

El 26 de junio de 2015, la Corte Suprema de los Estados Unidos resolvió, en un controvertido fallo de 5 contra 4, que el “matrimonio” entre personas del mismo sexo constituye un “derecho” y no puede ser negado por ninguno de los Estados de la unión. Como bien advirtieron en su momento los magistrados disidentes del fallo, la invención de este nuevo “derecho” representa un peligro inminente contra la libertad religiosa de millones de ciudadanos que por razón de su fe no pueden reconocer como válidas estas uniones, y bajo acusaciones de discriminación perderían su derecho al trabajo, su libertad de expresión e incluso el derecho de criar a sus hijos bajo el mismo credo, tal y como ha venido ocurriendo en los Estados donde ya ha sido legalizado. Otro tanto ocurre en Irlanda, la católica Irlanda que antaño se forjó una identidad en defender su fidelidad a la Iglesia en contra de las pretensiones de la corona británica, que ha legalizado el “matrimonio” entre personas del mismo sexo por voto popular. Ni que decir de España, otrora bastión de la Contrarreforma y evangelizadora de América, que es el país donde mejor se valora la homosexualidad, y uno con las leyes de aborto más liberales que puede existir.

Por esta razón, les suplicamos recuperar la costumbre de rezar la oración completa a San Miguel Arcángel, tal como fue compuesta por el Santo Padre León XIII. El Santo Padre Francisco ha advertido ya sobre el carácter diabólico de esta agenda de muerte que prohíbe la virtud mientras exalta y celebra el vicio, así es que humildemente nos reconocemos en manos de Cristo y no esperamos otra salvación que la que viene del Cielo.

Esta petición va dirigida a todos quienes han sido llamados al orden sacerdotal, trátese de obispos o presbíteros, sean capellanes, párrocos, monjes, obispos, arzobispos, cardenales, e incluso el mismo Papa. No importa si celebran el rito romano en su forma ordinaria o extraordinaria, o si pertenezcan a alguno los ritos orientales. A todos aquellos que han recibido en sus manos la unción para celebrar el Santo Sacrificio de la Eucaristía, les pedimos incluir esta oración a San Miguel al final de la Santa Misa.

Atentamente,
[Tu nombre]

Recuperen el exorcismo de San Miguel Arcángel en la Misa

¡Firma esta petición ahora!

010.000
  8.610
 
8.610 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 10.000 firmas