Por la libertad de educar a los hijos en casa

Esta familia quiere educar a sus hijos en casa y el Gobierno alemán no se lo permite

 

Por la libertad de educar a los hijos en casa

0100.000
  51.518
 
51.518 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 100.000 firmas

Por la libertad de educar a los hijos en casa

¿Qué harías si tus hijos fueran apartados de ti porque el Gobierno no esté de acuerdo con la manera que eligiste para educarlos?

En 2013, Petra y Dirk Wunderlich despertaron con los golpes que oyeron en su casa. Eran policías y trabajadores sociales de Alemania que habían ido a quitarles la custodia de los niños.

Te estarás preguntando por qué. Porque decidieron educar a sus hijos en casa. Desafortunadamente, en su país, la educación en el hogar es ilegal.

Alemania es prácticamente la única nación que penaliza esta práctica. En la mayoría de países europeos se permite a los padres que asuman esta tradicional forma de educación.

El único crimen del que Petra y Dirk son culpables es el de coger las riendas de la educación de sus hijos. Sus vidas privadas fueron interrumpidas y su familia separada.

La prohibición de que en Alemania se eduque a los niños en casa proviene de una ley de 1919. Desde entonces han firmado diferentes tratados sobre los derechos humanos. Lo sorprendente es que supuestamente es el bastión de la pluralidad y la tolerancia en Europa.

Toleran ciertas cosas pero no que unos padres puedan educar a sus hijos en sus hogares. La famila ha llegado su caso ante el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos para buscar justicia y hacer que se respeten sus derechos parentales. Desafortunadamente, la quinta sección del Tribunal ha resuelto que los derechos de la familia Wunderlich en cuanto a su privacidad y la vida familiar, conforme al artículo 8 de la Convención Europea de los Derechos Humanos, no han sido violados.

Robert Clarke, director de European Advocacy para ADF internacional, y consejero de la familia ha precisado:

“... (Lo que le ha ocurrido a la familia Wunderlich es) una desproporcionada interferencia por parte del Estado. Petra y Dirk Wunderlich simplemente querían educar a sus hijos en la concordancia con sus convicciones y decidieron que el ambiente en su casa sería el mejor lugar para ello. Los niños merecen este amor por parte de sus padres.”

La familia ahora tiene la posibilidad de llevar el caso ante la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el máximo órgano de Justicia.

Violación de los derechos de la familia

“Es un día verdaderamente descorazonador para nuestra familia y para muchas otras familias afectadas por esto en Alemania. Después de años de trabas legales, es tremendamente frustrante para nosotros y para nuestros hijos. Es triste que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos no haya reconocido las injusticias que hemos sufrido a manos de las autoridades alemanas” , dijo Dirk Wunderlich, el padre de los niños.

Independientemente del problema de este caso a nivel europeo, es muy importante que mostremos al Gobierno alemán y a sus medios de comunicación que no estamos de acuerdo con la restricción de los derechos de los padres a educar a sus hijos.

Unas semanas después de la decisión del Tribunal Europeo, la familia recibió de nuevo una carta del un juzgado alemán contestando sobre la custodia de sus hijos.

No deberíamos abandonar esta familia, es más deberíamos apoyarles. Su caso ha iniciado un debate sobre si las leyes alemanas están actualizadas o no y si se deberían renovar. No sorprende que las autoridades hayan decidido ir a por ellos otra vez.

Firma esta petición en defensa de los niños Wunderlich, quienes quieren ser educados en casa. Pedimos al Gobierno Alemán que modifique sus leyes domésticas, de este modo los padres podrán educar a sus hijos de acuerdo con sus principios.

Muchas gracias.

+ Petición a:

¡Firma esta petición ahora!

 
Introduce tu nombre
Introduce tus apellidos
Introduce tu e-mail
Introduce tu país
Introduce tu código postal
Por favor seleccione una opción:
Procesamos tus datos personales de acuerdo con nuestras Política de privacidad y Normas de uso.Al firmar estás aceptando los términos de uso de CitizenGO y su política de privacidad, y aceptas recibir mensajes de email de vez en cuando sobre nuestras campañas. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Dejen a esta familia educar en su casa

Sra. Katarina Barley, Ministra Federal de Justicia y Protección de los Consumidores de Alemania, 
 
Nosotros, los firmantes de esta campaña, instamos al Gobierno de Alemania y los medios alemanes que protejan y promuevan los derechos de la familia Wunderlich en su vida privada y su libertad de educación. 
 
En 2013, los cuatro hijos Wunderlich fueron brutalmente apartados de sus adorables padres. Más de 30 agentes de policía y trabajadores sociales forzaron su casa y el Estado se quedó con la guardia y custodia de los niños. 
 
Esto sucedió porque los padres decidieron optar por una educación en casa y les criaban de acuerdo a sus creencias. 
 
En Alemania, educar a sus hijos en casa es ilegal. El país incumple derechos humanos fundamentales, como el que afirma que “los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”, ésta incluye la educación en el hogar. 
 
Cuando unos padres alemanes deciden cuidar a sus hijos y educarlos en sus casa,  corren el riesgo de que les quiten la custodia de sus hijos. Exactamente esto es lo que les pasó a Petra y a Dirk Wunderlich, quienes han decidido afrontar esto tanto en los juzgados alemanes como en los internacionales. 
 
En enero, el proceso en los tribunales de los Wunderlich acabaron con un final desgarrador. La Juzgado número Cinco del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos dictaminó que el respeto por la privacidad y la vida familiar no había sido violada cuando las autoridades alemanas irrumpieron en su vivienda en 2013. 
 
Ahora, Petra y Dirk Wunderlich han sido amenazados por segunda vez de que perderían la custodia de sus hijos; incluso cuando los tribunales alemanes y los europeos han reconocido que el bienestar de los niños está asegurado en el modelo de la educación en el hogar.
 
Le solicitamos que el Gobierno alemán y las autoridades protejan el derecho fundamental de la privacidad y la vida familiar, reconozcan la libertad de los Wunderlich a educar a sus hijos, y que finalmente termine esta caza de brujas que están sufriendo estos padres.
 
Muchas gracias.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Wir, die Unterzeichner dieser Petition, fordern die deutsche Bundesregierung und die deutschen Medien auf, das Recht der Familie Wunderlich auf ein privates Familienleben und die Freiheit der Erziehung zu achten und zu schützen.

Im Jahr 2013 wurden die vier Kinder der Familie Wunderlich auf brutale Weise von ihren liebenden Eltern getrennt. Mehr als 30 Jugendamtsmitarbeiter und Polizisten verschafften sich gewaltsam Zutritt zur Wohnung der Familie und nahmen die Kinder in staatliche Obhut. Sie wurden strengen Prüfungen unterzogen bevor es ihnen nach drei Wochen erlaubt wurde, nach Hause zurückzukehren. Dieser staatliche Übergriff erfolgte, nach dem die Eltern entschieden hatten, die Kinder zuhause zu unterrichten und sie entsprechend Ihren Überzeugungen zu erziehen.

Da “Homeschooling”, also der private, häusliche Unterricht, in Deutschland verboten ist, ist die Bundesrepublik Beklagte in mehreren Menschenrechtsprozessen vor internationalen Gerichten, in denen es um die Entscheidungsfreiheit der Eltern und das Recht auf Hausunterricht geht. Wenn Eltern in Deutschland sich entschließen, die Erziehung ihrer Kinder in die eigenen Hände zu nehmen, riskieren, sie, dass ihnen die Kinder abgenommen werden. Genau dies geschah auch Petra und Dirk Wunderlich, die sich darauf entschlossen haben, vor nationalen und internationalen Gerichten ihr Recht einzuklagen.

Im Januar 2019 fanden die Verfahren der Familie Wunderlich ein abruptes Ende. Die fünfte Kammer des Europäischen Gerichtshofes für Menschenrechte (EGHMR) urteilte, dass ihr Grundrecht auf Privat- und Familienleben nicht verletzt wurde, als die Behörden 2013 ihre Wohnung stürmten. Trotz dieses Urteils beabsichtigt die Familie Berufung gegen diese Entscheidung einzulegen und ihren vor die große Kammer des EGHMR zu bringen. Dort würde ihr Fall unter Umständen Auswirkungen für Homeschooler in ganz Europa haben.

Jetzt wurde Petra und Dirk Wunderlich zum zweiten Mal angedroht, ihnen das Sorgerecht für ihre Kinder zu entziehen. Dies geschah, obwohl sowohl deutsche, als auch internationale Gerichte anerkannt haben, dass das Wohlbefinden und der Kenntnisstand der Kinder durch den Hausunterricht nicht gelitten haben.

Daher fordern wir die deutsche Regierung und die Behörden auf, das Grundrecht der Eltern Wunderlich auf Privatleben zu achten, ihnen die Freiheit zugestehen, ihre eigenen Kinder zu unterrichten und die Jagd auf diese Familie und die Ungerechtigkeiten, die sie erdulden mussten, zu beenden.

Atentamente,
[Tu nombre]

Por la libertad de educar a los hijos en casa

¡Firma esta petición ahora!

0100.000
  51.518
 
51.518 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 100.000 firmas